::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

:::::::::::::::::::::::::::::::::








:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::



jueves, 24 de marzo de 2011

Poemas Varios

Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo. Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre” (1.ª Juan 2:16,17)


A Ti

Mi luz, mi luna y mi mundo
has sido vos,
Mi cada día, mi mañana y mi hoy
hasta el final de mis días,
hasta el comienzo infinito
de un nuevo amanecer,
de este amanecer solitario;
porque tu ya no estás,
porque te fuiste con el alba,
porque te fuiste con las sombras
a un mundo distante e invisible;
te perdiste sin decir adiós,
te me fuiste sin explicación;
velozmente en una nube,
te convertiste en lluvia,
en lluvia, para fundirte,
te has transformado en lluvia,
en lluvia, para caer en tierra,
para secarte en ella,
y desaparecer….

No hay comentarios: