::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

:::::::::::::::::::::::::::::::::








:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::



sábado, 29 de enero de 2011

Poemas Varios

"Yo sé que mi Redentor vive, y al fin se levantará sobre el polvo; y después de deshecha esta mi piel, en mi carne he de ver a Dios; al cual veré por mí mismo, y mis ojos lo verán, y no otro, aunque mi corazón desfallece dentro de mí ''
(Job 19:25-27).

My Ayes Adore You III


Verte, es ver tu propia luz en mi
cuando todo es lúgubre,
ver con tus ojos me hace querer ser
todo lo que siempre quise ser,
y cuando me observo aquí adentro
y cuando todo termina para mi,
sólo debo mirar tu rostro y recordar
que todo apenas comienza,
porque fuiste tú quien me devolvió
la esperanza para seguir
en éste, mi camino,
Y sé que aquí en medio de cada
ruina y escombro
y de la destrucción que causan
las tempestades
y los azotes de este huracán
que nos acecha
que nos confunde a diario
que a veces nos atrapa,
Yo sólo cierro mis ojos
ante las sombras y el dolor,
el desaliento y la desesperanza,
cuando todo es amenaza,
yo sólo cierro mis ojos
y me aferro a ti,
viéndome en tus ojos
ver tu dulce rostro,
cuando ese temor al calvario
y la soledad me invaden
sólo quiero verte a ti,
cuando mi fuerza es debilidad,
en el asiento
de mi desierto
dentro percibo
y en mi descubro
densas tinieblas,
en derredor
sombras y muerte,
no, no me quedo allí
sólo te deseo a ti,
no tengo a donde ir
y menos aún
sé a donde ir sin ti,
tu luz, refulgente rostro
irradiando mi interior
suficiente eres aquí.

No hay comentarios: