::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

:::::::::::::::::::::::::::::::::








:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::



jueves, 10 de junio de 2010

Cuándo

Cuándo no hay nada
ni nadie,

Cuándo no haya padres,
hermanos,
parientes cercanos
ni amigos,

Sólo tú...

En los cielos
aún habita mi estrella
y la luna persevera
a mi lado.

Cuándo anhelo un amigo
necesito un abrazo
nadie llama a mi puerta
ni al teléfono,
jamás timbra el celular
y mi correo electrónico
se encuentra vacío,

Cuándo todos se han ido
y yo estoy tan sol@
me siento tan sol@
aquí en mi soledad.

Sólo tú...

permaneces conmigo

Sólo tú...

conmigo estás.



Proclamaré que tu amor es eterno; que tu fidelidad es invariable, invariable como el mismo cielo.
Salmo 89:2

1 comentario:

Dejame un Poema dijo...

Que bello, Dios nunca nos abandona, siempre esta presente en nuestras vidas.
maravilloso leerte es como una carica para el alma.
besitos para ti querida amiga