::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

:::::::::::::::::::::::::::::::::








:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::



viernes, 13 de diciembre de 2013

Poemas Varios

El suicidio del Guardián de la Tumba


Mundo/Cálido,
avanza del corazón la noche
horas como en un colchón envueltas
viajando entre lineas recortadas

Sismo inagotable de la vida
implosión subterranea contenida

Revoltijo de cables nerviosos
celulas explotando en el infinito

Fugaz galaxia de estrellas gigantescas
amasijo en expansión continua

Duende embustero y eterno
caminante solitario de la luna

Tacón de cristal arrojado en la acera
beso de principe covertido en sapo

Bohemia sombria mia y tuya
quebrada y remendada mil veces
alude el eco de mi voz escurridiza
desamparada ante tu cripta la esperanza

ensueño y ciencia ficción
de mi más grande afición

Ciudad/Fria,
sonrisa macabra y asesina
pesadilla en camara lenta
lujuria de querer y fe difunta.


Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.
1 de Juan 2:17

jueves, 29 de agosto de 2013

Poemas Varios

Contra ti, contra ti solo he pecado, y he hecho lo malo delante de tus ojos; para que seas reconocido justo en tu palabra, y tenido por puro en tu juicio. Salmo 51:4

 
Ardió mi memoria

 
Tanto me dolió tu adios,
ardíó esa oscura madrugada de invierno
como máquina aspiraba desgarrando a trozos mis entrañas,
tanta era la presión sobre mi pelvis
cruel sobre mi corazón contrariado,
que hubiese sido inútil (abundante)yacimiento
del universo todo el Ibuprofeno
todos los calmantes del mundo entero,
para apaciguar mi horror, mi sufrimiento
en aquel tétrico hospital allí en el centro,
sobrevivir a mi muerte convirtiose entonces
en un acto criminal a mano armada,
perdí mi identidad, mi humana semejanza
mi dignidad del todo se vio desvencijada,
y cayendo por fín mi corona para completar así mi desgracia
dejé con ella el cetro también esa mañana,
en algún lugar de aquel lodazal antiguo
donde paciendo hoy yacen los cerdos.

 
Librame de homicidios, oh Dios, Dios de mi salvación; cantará mi lengua de tu justicia.
Salmo 51:14